La limpieza de siempre (pero mejor)

Posted on octubre 29, 2012

0


Utilizar vapor de ozono para lo que ahora llamamos “higiene facial” (la limpieza de cutis de toda la vida) fue en su día lo más moderno, pero hace ya tiempo que existen cosméticos, como el OSMOCLEAN de Esthederm o el DESQUACREAM de Sothys, que realizan la misma función de abrir los poros y facilitar la extracción de impurezas. Y además ofrecen múltiples ventajas sobre la archiconocida maquinita azul: son más rápidos, no producen sensación de agobio y no están contraindicados en pieles sensibles.

La extracción es quizá la parte más importante de una higiene, y aquella en la que la profesionalidad de la esteticista es insustituible. Saber eliminar puntos negros y miliums (esos pequeñas bolitas de grasa enquistadas) sin romper capilares ni agredir en exceso la piel es una técnica que solo se perfecciona con años de experiencia.

Buenos productos y manos expertas. Y a disfrutar.

Por lo demás, los pasos fundamentales son los de siempre: desmaquillar, tonificar, mascarilla, serum, masaje y crema. Eso que en algunas webs de ofertas anuncian como “7 tratamientos en 1” y que no es más que la limpieza de cutis de toda la vida. Lo que marca la diferencia, además de las manos, es un buen diagnóstico, unos buenos productos, y ese toque especial (a veces secreto) que solo saben ponerle los buenos centros de estética. Los de toda la vida.

Anuncios
Posted in: Uncategorized