La vuelta al cole… de tu piel.

Posted on septiembre 30, 2012

0


Aunque una buena rutina de protección solar minimiza mucho las agresiones que recibe nuestra piel, el verano, época de mayor relajación (y mayor potencia de los rayos solares) siempre deja alguna pequeña secuela en nuestra piel, aunque a simple vista puede que no sea visible. Pequeñas manchas, arrugas que aparecen o se acentúan, pérdida del tono de la piel… Son la cara oculta de ese bronceado al que ni queremos ni tenemos por qué renunciar. Por eso es importante que después de cada verano ayudemos a nuestra piel a recuperarse. Los tratamientos a base de luz pulsada IPL o infiltraciones de ácido hialurónico tienen efectos prácticamente inmediatos y son una opción interesante para efectuar esa labor de “puesta a punto” de la piel para el nuevo curso. El comienzo del otoño también es el momento idóneo para someterse a un peeling médico, cuya profundidad variará en función de las necesidades de cada piel. Se trata tando de reparar la piel como de utilizar de manera preventiva las herramientas que la medicina estética ofrece, pues éstas son más efectivas cuanto menos acusados son los síntomas o problemas a tratar. Para qué esperar a que los síntomas sean completamente evidentes cuando podemos atacarlos antes de que apenas sean visibles, ¿no?

Anuncios
Posted in: Uncategorized