La bolsa de la piscina

Posted on septiembre 30, 2012

0


¿Nadas? Pues esconces tu piel seguro que te está pidiendo que adaptes un poco tus rituales de belleza. La sal (si tienes la suerte de nadar habitualmente en el mar) y sobre todo el cloro, se cobran su precio. Por suerte, como la bolsa de la piscina ya suele ser suficientemente voluminosa, no será demasiado problema añadir al neceser algún producto específico para nadadoras. Una crema con vitaminas y, a partir de los 40 años, también reparadora no debería faltar en el arsenal cosmético de cualquier fanática de la piscina. Tanto para la cara como para las manos. También es recomendable un tratamiento tipo Mesolift, cada tres meses aproximadamente. Son modificaciones muy sencillas de tus constumbres cosméticas que, tanto a corto como a largo plazo, complementarán las horas de pisicna. Bueno para tu cuerpo y bueno para tu piel. Así eso de “salgo del agua como nueva” tendrá mucho más sentido.

Anuncios
Posted in: Uncategorized